¡SOY ZAPATISTA!

Yo con el juguetito de bienvenida. A ejercer la democracia.

Al final de todo lo que he dicho, me terminaron convenciendo.

Reflexionando, pensando y analizando después de mucho tiempo, llego a la conclusión de que los mexicanos son todos unos putos huevones de mierda. Así como lo leen, así como lo escribí. El que ustedes como seres mexicanos lo estén leyendo no me molesta en absoluto, sino que no comprenden que nosotros los indígenas zapatistas necesitamos nuestro propio poder, nuestra democracia, nuestras tierras. En otras palabras, nos sofocan ¿qué puta madre no lo entienden?

¿Acaso piensan que sus mariachis se pueden comparar con nuestras manualidades lacandonas? Por favor, qué nos creen. Ni siquiera tienen AK-47s tan bonitas como las nuestras. ¿Creen que por ganar un concurso de banderas ya son todo? ¡La nuestra se ve mejor con rojo y negro!

De esta manera me reivindico como verdadero patriota de la libertad indígena y acabar de una vez con todo el puto sistema de México. Ni siquiera se ponen de acuerdo entre ustedes. Shame on you!
Como primera acción contra el Estado mierdero y opresor en lo que viene en mi carrera, revivo las viejas lenguas de mis camaradas indígenas, el náhuatl. En mi repertorio de fluida habla ya conozco 8 palabras: PAN, cachorro, del, imperio, tú, eres, el y peligro. Se dice: PAN chichiconetl ic hueytlahtocayotl, tehuatl ti-ohuilizlti.
Mi segunda acción ha sido aprender a asaltar carros en Chiapas. Tuve que viajar unos cuántos kilómetros y no llevaba tanto dinero para pagar las casetas de cuota, pero todo me alcanzó al límite. En mi primera ocasión detuve a un gran camión verde. Paréntesis. Nunca detengas un camión sospechosamente verde que dirije un tipo con casco. Terminé tomando por culo, pero todo sea por el Ejército Zapatista de Liberación Nacional.
Hasta ya amenacé a unos mejicanitos (ahora les llamaré así). Empiezo por mi novia. Perra mejicanita. Su nombre está inscrito en mi Xiuhcóatl. Aunque a decir verdad la inscripción reza "CHIQUITA", pero ambos sabemos a quién nos referimos.

Para el próximo fin de semana pienso cobrar peaje para dar el paso en Tuxtla Gutiérrez, y en la tarde, organizar un quema de autobuses del gobierno. Tiemblen turistas. Nosotros tenemos un Cañón más mono.
Igual llamo a unos amigos Okupas. Nunca se sabe.

¡Aco EZLN!

1 para llorar:

Joseph dijo...
on

xD te juro que no me había reído tanto en mi vida sobre una sátira política.