Konqueror vs Dolphin

Gnome y KDE son los dos entornos de escritorio más populares de Linux. Incluyen un set de aplicaciones que casi cualquier usuario común usa en su computadora: E-mail, internet, manejar fotos y video, etc.
Escogiendo Gnome sobre KDE es cuestión de gustos.

Cómo lo veo, los dos entornos de escritorio tienen filosofías diferentes:
Gnome es simple pero poderoso. Ligeramente ligero, con aplicaciones utilísimas que no dan muchas opciones, pero el usuario raramente quiere más.
Por ejemplo, F-Spot da muy poco control sobre las imágenes (a comparación de picasa o digikam). Pero trata de hacer zoom con la rueda del mouse ¡Perfecto! Ver las fotos es todo un placer, manejando y filtrandolas no podría ser más fácil.

KDE es más complejo, más poderoso. Muchas opciones para cumplir con las necesidades del usuario. Cada aplicación puede ser personalizada y tiene muchas más opciones.
Compara Digikam con F-Spot. Digikam da mucho más control, organizándolas en carpetas y editándolas.

Las mismas diferencias son obvias para los organizadores de archivos:
El Nautilus de Gnome y Konqueror de KDE. Pero cuando el equipo de KDE decidió reemplazar Konqueror con Dolphin todo cambió. Porque, por lo menos ahora, Dolphin es muy parecido a Nautilus y tiene poco que ver con lo que los usuarios de KDE están acostumbrados.

Vamos a echar un vistazo a lo que estas aplicaciones tienen en común y en qué difieren:

Nautilus tiene esos pequeños y lindos botones. Puedes usarlos para ir al directorio previo en un sólo click.


Dolphin también tiene ese tipo de botoncitos. También puedes viajar al directorio previo con un sólo click. Plus, si los mantienes presionados, puedes ver y viajar entre directorios del mismo nivel. Haciendo click en un botón hace aparecer la barra estándar.


Konqueror no tiene lindos botones. En vez de eso, konqueror tiene un barra lateral con vista de diagrama de árbol, y tiene una barra de locación en la que puedes escribir la locación exacta de a dónde quieres ir.


Nautilus muestra muy buenas vistas previas de las imágenes.



Dolphin también puede.



KDE no es la excepción.



Éste también tiene un visor integrado.


It can also display them in embeded viewer

Y también podemos ver archivos .pdf, al mismo tiempo, en pestañas; navegar por la web, en una pestaña; ver la red local, en otra; y controlar Amarok, en la barra lateral.



Las pestañas pueden viajar entre ventanas.


Algo más:

En Nautilus puedes obtener vistas previas de los archivos de música con tan sólo dejar el cursor sobre él.

Dolphin, bueno, no puede hacer eso. Pero nos da mucha información, cómo etiquetas y más.



Konqueror tiene una Metabar, con la que puedes ver videos y música. Y en ella encontramos información del archivo.


No puedes navegar la web con Nautilus.
Dolphin ni siquiera puede copiar y pegar propiamente.
Konqueror sirve cómo navegador web.
Y uno muy bueno. La navegación web se siente tan natural cómo navegar por carpetas.





El nuevo navegador, Dolphin no parece otra cosa más que un clon de Nautilus. Podemos ver que no hace ni la mitad de lo que se podía con Konqueror, y por igual no ofrece ninguna innovación.

¿Quién crees que gana aquí? ¿Konqueror o Dolphin?

¿Cuál es el propósito de reemplazar un buen navegador con un clon malfuncional, cuasi-beta de Nautilus? ¿No tendría más sentido dejar a Konqueror cómo el navegador por defecto en KDE y dejar a Dolphin para KDE4? En este punto, Dolphin no tiene nada que ofrecer. Ni siquiera puede copiar y pegar propiamente. Es más ¿Debería ser incluido en el proyecto de KDE?



Extraído de Linux made easy

4 para llorar:

xraysor dijo...
on

NO es por nada, pero la simplicidad poderosa de Gnome lo hacen mi preferido

Anónimo dijo...
on

Oye yo vi ese articulo en otro lado, cita tus fuentes

GCamacho dijo...
on

O mejor dicho que el otro cite sus fuentes. Este artículo es original.

manuhank dijo...
on

muy mal lo tuyo, aunque sea una traduccion tenes que citar.
linuxdesktoptips.blogspot.com/2007/10/nautilus-vs-dolphin-vs-konqueror.html
es de un dia antes que el tuyo