Veo dos posibilidades: una podría ver su propio blog 30 días más tarde, lo cual sólo le provocaría un ataque cataléptico; o dos: el encuentro provocaría una paradoja, que crearía una reacción en cadena que podría reformar la continuidad del servidor y la banda ancha y destruir así todo nuestra interné!


¡Pero que yo vengo del futuro!



Otia estos viajes en el tiempo me van a terminar aplicando la paradoja de Doce Bloggers: insultarme en los comentarios de mi propia entrada.

2 para llorar:

JoseJoseph dijo...
on

Te quedo genial el posterin!

por cierto, dime quien gana el partido del sabado...

Anónimo dijo...
on

yora quieres viajar en el tiempo para detener la plaga de microsiervos?