Escuela NO

Un niño de 10 años del estado de Nuevo León, México hizo algo verdaderamente estúpido con tal de no ir a su escuela. Como temía asistir al colegio después de las vacaciones navideñas, pegó su mano con resistol industrial a su cama para evitar salir de su hogar. Jamás se me hubiera ocurrido remedio tan poco correcto para eludir la concurrida academia obligatoria en mi querido país.

¿Qué procedimiento complejo usó? Simple, procuró levantarse temprano, no con motivo del liceo educativo, sino con razón de ir a la cocina y volver a su recámara con el poderoso resistol industrial que le otorgaría una vida pegada a su cama. Sin hacer un poco de ruido, se escurrió por el pasillo y recogiendo hábilmente el artefacto de mágicas propiedades cohesionadoras regresó a sus aposentos. Una vez con todo preparado, esparció el resistol en su mano derecha, la cual rápidamente fue puesta sobre el lugar previsto, la cama. Con todo listo, encendió la televisión y a ver unas películas.

Minutos más tarde, su madre llega para "despertarle y llevarlo al primer día de colegio". Entrando en su cuarto se lleva una gran noticia, el berrinche del niño se hacía una realidad. Su mano no podía ser despegada con facilidad, y por más que batalló la madre un par de horas con todos los clásicos remedios caseros, no pudo, ni siquiera un dedo, la mano estaba adherida totalmente y con fuerza, de manera que la felicidad, pero incomodidad del pequeño se hizo presente.

Sandra Palacios, la progenitora, con todos los medios y remedios fallidos, llamó a la policía local para ayudarle con la pequeña pero no por eso embrollada tarea. Jorge Camacho, jefe de policía, relató el hecho a los medios mientras que un grupo de paramédicos asistió con delicadeza al mocoso para impedir el arranque de la delgada y joven epidermis.

Todo se solucionó a tiempo para presentarse en el seminario local de educación. Pero el malcriado consiguió parcialmente su objetivo de perder un poco de clases, además de que consiguió un reportaje mundial, tanto en periódicos como en televisión, cosa que no amerita ser transmitida en el mundo, pero toda una curiosidad.

Aunque estoy de acuerdo con que la educación en México es pésima -realmente, México se encuentra por debajo de muchísimos países que se consideran tecnológicamente atrasados, aunque tenga una de las mejores universidades-, no hay necesidad de hacer un teatrito como éste. Si piensa que es difícil y maligna la escuela primaria, supongo que no tiene mucho futuro en el sistema educativo, mucho menor en la carrera profesional.

1 para llorar:

dianucca dijo...
on

Este niño ya se ha convertido en una de las personalidades regias mas conocidas a nivel mundial.
En lo personal no estoy de acuerdo en tanta atención que se le ha prestado pero bueno, hay que tomarlo con humor.