La Les Paul de Slash

Un entendido en el tema preguntaría ¿cuál de todas? En efecto, Saul Slash Hudson, ex Guns’n’Roses, actual guitarrista de Velvet Revolver y conocido fanático de las Les Paul, es poseedor de una amplia colección de ellas y de otros modelos, se desconoce el total exactamente pero algunas fuentes apuntan a las 250. En este blog me voy a centrar en la Les Paul que usó para grabar el album “Appetite for destruction”.

Cuando hablamos de las Gibson Les Paul que datan de los años 80 hasta la actualidad, entramos en un terreno muy exotérico y farragoso dados los tristemente célebres agujeros para aligerar peso que presentan la mayoría de ellas, tal y como comentábamos en los agujeros de la Gibson Les Paul.

La mítica Les Paul que usó Slash en el “Appetite for destruction” no es una Gibson, sino una réplica de una Gibson Les Paul del 59, santo grial de las Les Paul, hecha por Chris Derrig, ex-luthier de Gibson que hizo 12 réplicas de lujo y que falleció en 1986. Una de estas réplicas fue comprada por Alan Niven para Slash, manager de los Guns aquel mismo año, durante las sesiones de grabación del “Appetite for destruction”. Según declaró posteriormente el mismo Slash, las grabaciones se le estaban haciendo muy cuesta arriba ya que no conseguía el sonido que andaba buscando y por otro lado había empezado a desesperarse un poco porque se estaban saliendo del presupuesto de grabación, así que había que tomar algún tipo de medida al respecto.

La guitarra construida por Derrig es una réplica fiel a las especificaciones de la 59, a las que dedicaré un futuro artículo. Lleva pastillas Seymour Duncan Alnico 2 Pro, color Zebra y sin cubierta, tanto en el mástil como en el puente.

Después, esta misma réplica se convirtió en su principal guitarra durante los primeros años de los Guns, ya que según declaró, en aquella época no podía permitirse otra guitarra de calidad similar, así que la llevaba en todas las giras iniciales del grupo. Durante estas giras, Slash estuvo a punto de perder la guitarra en dos ocasiones, tras que le fuera arrebatada al tirarse al público. Afortunadamente para el, en las dos ocasiones los guardias de seguridad consiguieron atrapar al ladrón antes de que abandonase el recinto.

¿Y que es una guitarra eléctrica sin un amplificador? El ampli principal de Slash es un Marshall JCM800 pero, durante muchos años, el ampli que usó Slash en las sesiones del “Appetite for destruction” ha sido todo un misterio en sí, sobre él se han escrito ríos de tinta intentando desvelar sus secretos y ha sido objeto de investigaciones totalmente detectivescas.

Este ampli se conoce como “S.I.R. Stock #39” y se trata de un Marshall Super Tremolo de 100W (Modelo 1959T), cableado a mano y originalmente sin control master de volumen. Se le conoce como “S.I.R. Stock #39” porque era parte del material que alquilaba una empresa de Los Angeles llamada “Studio Instrument Rentals”, S.I.R.

El ampli 39 de la SIR había sido modificado por uno de sus técnicos, Tim Caswell, de forma que lo había convertido en una pieza única. Le había añadido una etapa de pre-amp adicional y un control master de volumen. Como resultado de tal modificación, el sonido quedaba con una distorsión muy atractiva para el rock de la época.

El ampli 39 de la SIR se convirtió en oscuro objeto de deseo, como si fuera un arca de la alianza del rock. En 1985 ya lo había usado George Lynch de Dokken para la gira del “Under Lock And Key” y completamente embrujado por su sonido intentó comprárselo a SIR por 2000$. Como SIR no quiso vendérselo, Lynch empezó una busqueda policiaca del técnico que había modificado aquel ampli para que modificase los suyos. El técnico había dejado la compañía casi al mismo tiempo y la empresa se negaba a facilitar su nombre para que no les estropease el negocio del ampli 39 ya que era su pieza más demandada.

Este mismo ampli fue alquilado por los Guns’n'Roses para las sesiones de grabación del Appetite. Cuando terminaron las sesiones de grabación del Appetite, Slash también quedó embrujado por el ampli 39 de SIR y se negó a devolverlo. Dijo que lo habían robado y se lo quedo hasta 1987, año en que le pillaron tras que un miembro de su backstage le llevase ese mismo ampli a unos ensayos precisamente en las instalaciones de la SIR. Un técnico de la empresa lo reconoció y lo recuperó.

Curiosamente en la actualidad el ampli 39 de la SIR ha vuelto a desaparecer y nadie sabe donde está. Seguramente fuese vendido definitivamente a algún comprador anónimo tras su recuperación.

¿O fue el 36? Otra versión de esta misma historia es que en el momento que los Guns solicitaron el ampli 39 a la SIR, al ser el más demandado, no se encontraba disponible y les enviaron el 36 pero en el contrato de alquiler seguiría figurando que les habían enviado el 39. El 36 era un ampli similar al 39, un Marshall Super Lead (Model 1959), este sin circuito de trémolo, que habría sido alterado con las mismas modificaciones de Tim Caswell hechas por otro técnico; Glenn Buckley. Slash quedaría embrujado por el sonido del 36 de SIR y no lo devolvería hasta que fuese pillado in fraganti un año después.

3 para llorar:

Alexandra dijo...
on

Se te olvido citar la fuente.
El articulo que publicas es original de la web de Jose Perdicion:

www.joseperdicion.com/wordpress/la-les-paul-de-slash/

ovzkybgs dijo...
on

pon la fuente! no seas un plagiador :(

Infinitikos dijo...
on

De hecho está adentro de la entrada.