Mi blog es una causa perdida

Hace unas cuantas horas me encontraba escribiendo una entrada sobre el iPhone, sobre como ahora es el gadget del año y criticando al dichoso dispositivo. Era una entrada larga y extensa, de esas que acostumbro escribir 1 o 2 veces por semana.

Estaba a punto de acabar, de terminar un glorioso trabajo, una entrada que me regocijaba como gran blogger. Pero no. Lo que yo llamo una confabulación entre Windows y Blogger, no pude acabar la entrada. ¿Y saben por qué? Porque a tan sólo unas líneas de terminar mi obra, ocurrió un error con las Sticky Keys, lo cual me desesperó y llevó a inconscientemente borrar la entrada, pero solo lo que había escrito, no su totalidad, así que como yo, usuario de Linux, ahora estoy trabajando en Windows, estaba acostumbrado a poner Ctrl+V para deshacer cambios molestos.
Lo malo es que cuando trabajo en Windows, tengo que ir a la Edición de HTML de la entrada para hacer eso. Sin más que decir, sucedió lo inesperado. Se cerró la ventana entre forcejeos con el teclado y el touchpad.

Todos sabemos que cuando cierras un borrador en Blogger, este salva automaticamente los cambios. Tal cual, yo pensé que mi trabajo estaba a salvo. Pero no. Ocurrió lo inesperado. Lo único que se salvó de la entrada fue un escueto:


DZZZZ http://www.blogger.com/post-edit.g?blogID=38914757&postID=1656881400347469934


Eso es el resultado de mi batalla contra Internet Explorer y mi teclado. Toda una molestia por Windows XP.

Traté desesperadamente de recuperar años horas de trabajo. No quería volver a escribir otra. Esa era única. Un texto literario exquisitamente escrito, de crítica y firma veraz y concisa. Auténtica prosa digital, llevada de un constante y raro golpeteo verbal que expresa la pura fineza de un artículo dedicado. Palabra tras palabra el contenido se tornaba en gula para los ojos y mente. Las más altas y recatadas oraciones conocidas en la lengua castellana llenaban interminables espacios abismales, como si miles de caléndulas pintaran de bellas sensaciones una grisácea habitación. Contenido poco efímero. Contenido lleno de la colorida algarabía con la que sólo un maestro de las artes literarias puede llenar tu ser.

Todo se había perdido, cual flor arrastrada por una fortísima corriente llamada tiempo que a todos nos sucumbe y a pocos les refleja una hermosa imagen.

Por todos los medios a mi alcance intenté recuperarla. En discusiones de Google auxilio pedí, pero nadie respondió. En la inmensa red de redes busqué una respuesta, pero nada ayudó. En mi propia computadora, busqué, busqué entre cookies y el historial, pero sin esperanza terminé.

Gran frustración, virtual depresión. Sentimientos que ahora tengo al perder un importante escrito.

Minutos pasaron y me pregunté, ¿por qué siento una increíble tristeza? ¿a quién dirigía tan fructuosos textos? ¿quién reconocerá mi arduo trabajo?
Ahora me he dado cuenta, mi blog es una causa perdida. Atiborrado de diversos temas. Un embutido de palabras.


Por lo pronto, he decidido dejar de escribir en el blog. Si alguien me quiere ayudar con un artículo, adelante, estoy abierto al tema.
Saludos a mis 40 fanbots.

5 para llorar:

sweb dijo...
on

jajjajajajjajaja de vdd esa si es mala suerte, oe por cierto yo no soy fan bot :D

Infinitikos dijo...
on

Vaya...
...un fanbot menos.

Ahora se que solo eres un bot xD.

Interesante el efecto que me ocasiono esa entrada. Ahora hago entradas extensas de forma compulsiva, pero no enferma.

el peje dijo...
on

jaja estas bien pendejo XD

saludos!! ^_^

Infinitikos dijo...
on

Vaya, que lenguaje tan soez.

Aun asi gracias por las visitas.

Joseph dijo...
on

Pinche pendejo peje! ¬¬ saludos igual xD.
Pa tal caso, Infinitikos para presidente 2012-2018 =O